Viaje de estudios a Roma

encabezado

Nicol Teira Rodes

Estábamos todos dispuestos a hacer el primer viaje más emocionante de nuestras vidas. El ansiado 18 de marzo había llegado. Quedamos a las dos de la madrugada en la parada de autobuses, todos preparados para soportar dos horas de carretera y una hora y 45 minutos de avión. Muchos como yo nunca habíamos volado antes y los nervios estaban a flor de piel ante esa nueva experiencia. Cuando nos subimos al avión estaba histérica porque miles de malos pensamientos pasaban por mi cabeza, en unos minutos empezó a despegar. Notaba que mi corazón latía más fuerte de lo normal, el aterrizaje también fue brusco y muy movido, pero por fin llegamos a nuestro destino, la ciudad que por seis días sería nuestra casa, Roma. El temporal no nos acompañó mucho en la experiencia ya que llovía todos los días. Pero visitamos todos los lugares que pudimos, desde la Fontana di Trevi, hasta la Ciudad del Vaticano, pasando por Il Colosseo, la Piazza Navona y millones de lugares más, todos impresionatnes y con una arquitectura impactante. Allí cada lugar y rincón eran especiales por su historia y su encnato.

Por otro lado, también disfrutamos de la conocida gastronomía de la ciudad, comimos todo tipo de pasta con diferentes salsas y probamos muchas variedades de pizzas riquísimas. Era todo muy diferente a nuestras costumbres.

Pero como todo lo bueno se acaba, llegó el último día y con mucha pena y tristeza tuvimos que abandonar Roma y regresar a España.

Sin duda, repetiría esta experiencia mil veces más.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *